Inmaculada Palencia Cerezo

Ponente

    Nací en el seno de una familia numerosa en Córdoba. En esta ciudad viví mi infancia y juventud, integrada en los movimientos sociales de las décadas de los 70 y 80.

    Elegí los estudios de psicología guiada por la inquietud de conocer el alma humana, aunque no fue en la universidad, sino ya fuera de ella, cuando me encontré con la Psicología Humanista. Siempre encontré personas en mi camino  que me guiaron en mi búsqueda, y junto a ellas trabajo y comparto conocimientos profesionales. Así conocí a Carl Rogers y su enfoque centrado en la persona, el Análisis Transacional, La Gestalt, El Focusing, El sistema consciente para la energía de Fedora Aberasturi, la meditación y las Constelaciones Familiares. Todos estos esfoques fueron sumando y  enriqueciendo mi formación académica y mi trabajo como psicoterapeuta.

    Me formé en Mediación como alternativa a la resolución de conflictos familiares y en CNV (comunicación no violenta). He tenido la oportunidad de conocer profesionalmente el mundo de la adopción. El estudio sobre el feminismo me ha aportado una mirada distinta e imprescindible para dirigir los grupos de mujeres que han sufrido violencia de sus parejas y con los que llevo trabajando desde hace diez años.

    Y para saludar a una parte de mí que necesita poner a fluir lo que la vida me ha regalado, también me dedico a formación de otros profesionales.

    Desde 1993 formo parte del Centro de Psicología Humanista de Córdoba.

    Actualmente mi trabajo profesional me aporta mucha satisfacción y disfrute, al igual que el tiempo que paso con mi familia y con mis amistades.