Galego  Español

Mesa 6. Ecología de la relación médico-paciente. Pasado y presente.

Cuándo el médico era Dios

Desde las primeras noticias de actividad protoasistencial en el paleolítico superior, hasta principios del siglo XX, el papel del proveedor de salud  (sanador aficionado o profesional) adquiere una relevancia creciente en términos de reconocimiento social, prestigio y autoridad.  Sin embargo, en cuanto a la eficacia clínica y terapéutica, ésta es claramente deficiente durante todo el período ¿Cómo han conseguido los médicos mantener su estatus social y profesional cuando su aportación a la sociedad ha sido tan exigua, o incluso contraproducente?

La revisión de la documentación disponible nos permite sostener la tesis de que este vínculo contractual lastrado por la ineficacia, se ha podido mantener debido a un hábil manejo de la relación con el paciente, donde el profesional ha puesto en marcha todo un abanico de estrategias de comunicación que podemos clasificar en cuatro grupos: Estrategias de autoridad, estrategias de cordialidad, estrategias de embuste o picaresca, estrategias de carácter mágico.

Todo ello configura un modelo de relación de tipo autoritario/cordial que demuestra, por un lado, que la eficacia clínica no es imprescindible para el mantenimiento del prestigio del médico y la fidelidad de los pacientes (el curanderismo y el éxito de ciertas medicinas alternativas es un buen ejemplo de ello); por otro lado nos ofrece una prueba del portentoso potencial de las habilidades de comunicación, el cual, de ser utilizado en favor de la salud, del bienestar y de la dignidad de nuestros pacientes, podría conducirnos a multiplicar la eficiencia de nuestra actuaciones.

 

Un médico en los tiempos de Facebook

Disertación desde una óptica antropológica y psiquiátrica sobre los cambios sociales observados en las última décadas y que han supuesto un cambio estructural en la relación médico/enfermo, en el médico y en el enfermo. Hablaremos de sus consecuencias.

Moderador

Suso Combarro

Ponentes

Luis Ferrer i Balsebre

Doctor en Medicina por la Complutense de Madrid con una Tesis sobre Antropología Médica. Especialista en Psiquiatría me formé  en la escuela orensana  del Dr, Cabaleiro Góas y en Madrid con el Dr. Lopez Zanón. El  Dr. Población Knappe me alumbró al Psicodrama que posteriormente introduje  en  el sistema público de Galicia junto a otros compañeros, en Boston el Dr. C. Sluzky me introdujo en la Terapia Familiar Sistémica fundando la Asociación Gallega de Terapia Familiar. Tuve la suerte de estudiar Antropología Médica y que el Profesor J.M. Reverte Coma me dirigiera la tesis y otros trabajos sobre esta disciplina. Trabajé ocho años en Ourense hasta que gané la  Jefatura del Servicio de Psiquiatría del Complexo Hospitalario Universitario de la Coruña y en la que estuve doce años tras los cuales decidí cambiar de aires y ganar la  del Servicio de Psiquiatría del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela en la que estuve cinco años hasta que dimití por coherencia y decidí volver a la trinchera  haciéndome cargo de las Unidades de Salud Mental de Cambre y Betanzos donde trabajo actualmente.

Académico Numerario de la Real Academia de Medicina de Galicia, fui profesor universitario de la especialidad durante veinte años en la Universidad de Compostela y la de Coruña.

Llevo dedicado al oficio de psiquiatra y psicoterapeuta cuarenta años y aún no me he aburrido, ocupo el tiempo libre en escribir, leer, escuchar música y cocinar. He ganado algunos Premios Científicos y literarios sin importancia. Actualmente escribo una columna semanal en La Voz de Galicia y me sacan por la tele de vez en cuando.

Espero no aburrir.

Roberto Fernández Álvarez

 

 

Volver al Programa