Taller 32. ¿Hablamos de sexo?, ¿dentro o fuera ?

DOCENTES

 

Mercedes Redondo Valdeolmillos

Soy médico de familia, tutora de residentes y profesora asociada en la Facultad de Medicina de Valladolid, dedicada sobre todo a la Comunicación Asistencial. Actualmente también soy sexóloga, y me dedico al asesoramiento y terapia sexual. La medicina, la docencia y últimamente la sexología me han hecho crecer y ser mejor persona. Hace muchos años que participo en el grupo de Comunicación y Salud, del que tanto he aprendido. Por eso, la posibilidad de aportar algo en el, ámbito de la comunicación desde mi nuevo perfil y experiencia como sexóloga me llena de ilusión.

Además me divierto y disfruto muchísimo con mil cosas, pero si he de elegir algo, me quedo con conversar y navegar…….. por la bahía de Santander.

Begoña Antón González

Hola a todos, soy Begoña, médico de familia, recién terminada la residencia desarrollada en un centro de salud de Valladolid, donde he tenido la suerte de coincidir con mi tutora de la que he podido aprender mucho del mundo de la comunicación. Convencida desde el primer día que pisé la consulta de que una buena comunicación es uno de los pilares fundamentales de nuestra actuación médica, permitiéndonos realizar una mejor asistencia y crear una adecuada relación médico-paciente.

¡Nos vemos en Santander!

SOBRE LA ACTIVIDAD

A pesar de estar inmersos en una sociedad hipersexualizada, el sexo sigue siendo un tema tabú también en nuestras consultas.
Cada vez es más frecuente que se planten demandas sobre disfunciones sexuales así como la necesidad de la integración y normalización de la diversidad sexual, por ejemplo, LGTBI, discapacidad…)
Llevamos años hablando de salud sexual y reproductiva, pero la sexualidad va mucho mas allá de prevenir y educar. Hablar del sexo en positivo como un valor esencial para la salud y el equilibrio emocional de nuestros pacientes es una asignatura pendiente.
Los profesionales nos encontramos entonces ante preguntas difíciles que nos incomodan, bien por la falta de formación, bien por nuestras creencias y actitudes hacia la sexualidad. Esto favorece que en muchas ocasiones ignoremos cómo la enfermedad sobrevenida puede dificultar la sexualidad, o como la insatisfacción sexual puede generar enfermedades somáticas.
Reflexionar sobre porqué lo ignoramos, cuales son nuestros miedos, prejuicios así como nuestras carencias formativas.
Bajo este marco en este taller participativo trabajaremos las habilidades comunicativas necesarias para hablar de sexo con nuestros pacientes…sin morir en el intento. 

Volver al Programa