“Sábete Sancho […] Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca”

Don Quijote de La Mancha
Miguel de Cervantes

 

Querid@s Compañer@s,

 

Probablemente muchos de vosotros ya sabréis que, debido a la situación de epidemia COVID-19, han quedado suspendidos todos los Congresos Médicos para este año 2020.

La decisión consecuente, aunque triste tanto para quienes lo preparábamos como para quienes esperabais asistir a nuestro XXXI Congreso de Comunicación y Salud en Madrid, es aplazarlo para el próximo año. Pese a que valoramos modificar el formato presencial para diseñar un encuentro online, sentimos que nuestro Congreso requiere de una proximidad física, imprescindible entre nosotros, para crear el clima propicio donde compartir experiencias, reflexiones y sentimientos que nos ayuden en lo personal y en la relación con nuestros pacientes, máxime tras esta crisis con epicentro en Madrid, sede de nuestro Congreso.

Esto no es un final, solo un alto en este ondulado camino para la reflexión profunda y la escucha de las necesidades que van a ir surgiendo en nuestra sociedad, nacidas de estos vientos turbulentos que tambalean nuestras creencias y reordenan nuestros valores, nuestras formas de trabajo y la comunicación interpersonal; que avientan nuestra esperanza, y nos renuevan moviendo aspas con ademán de gigantes. 

 

Seguimos y seguiremos con más ilusión si cabe, para dar cabida a estas necesidades y nuevos retos: ¡este congreso tendrá que valer por dos!

 

Transitando juntos este viaje #enunLugardelaEscucha, ya estamos deseado disfrutar de vuestra presencia.

Os prometemos el congreso esperado que todos nos merecemos.

 

¡Gracias por acompañarnos!

 

Un fuerte abrazo en nombre de los Comités

 

Concha Álvarez Herrero y Gema García Sacristán

Presidentas Comité Organizador y Científico

 


 

Estimad@s compañer@s

Desde Madrid queremos invitaros a compartir con nosotros el XXXI Congreso de Comunicación y Salud que se celebrará en Alcalá de Henares, con un lema que implica tanto a ese icónico caballero -que prefirió la locura del idealismo a la cordura de la realidad-, como a un elemento básico de nuestra comunicación con el paciente: “En un lugar de la escucha”.

Los Comités Organizador y Científico estamos trabajando para poder presentaros un congreso con aires diferentes -esos que mueven los molinos de nuestra motivación-, aunque con las razones de siempre -esas que nos definen no sólo como el primer nivel asistencial, sino como la estrategia para disminuir las desigualdades de salud de nuestra población-.

Treinta y un años de andadura de nuestros congresos hacen que nos sintamos con la enorme responsabilidad de ofreceros el mejor de los encuentros posibles, pero con la seguridad de que es tanto el camino recorrido que el andar se nos hace sencillo.

Os ofrecemos un escenario que aúna la búsqueda de conocimiento -representada en esa Universidad Complutense de Alcalá de Henares, una de las más antiguas de Europa-, con la tradición de arte y literatura que esta villa tiene gracias a su vecino más ilustre, ese que creó al eterno entreverado loco, lleno de lúcidos intervalos. Compartimos con él la idea de que al igual que las letras sin virtud son perlas en el muladar, la ciencia médica sin la adecuada comunicación es estéril. Con esta idea pretendemos seguir profundizando en una comunicación efectiva y asertiva que nos permita desentrañar la complejidad del contexto biopsicosocial en donde, (parafraseando a William Osler), nos interesa tanto conocer qué tipo de enfermedad tiene el paciente, cómo qué tipo de paciente tiene la enfermedad.

En este escenario privilegiado queremos dejarnos llevar por el arte, la literatura, el cine, la pintura, la música y la magia, con tal de sorprenderos, seduciros, sugeriros y proponeros nuevas perspectivas en forma de talleres, mesas de debate, conferencias… y la mejor de las sonrisas científicas. Esa que nos encuentra en nuestro quehacer diario, que descubrimos en nuestros proyectos de investigación; esa que nos hace disfrutar tanto de vuestras comunicaciones y experiencias.

Las conversaciones difíciles, las decisiones compartidas y el empoderamiento, la compenetración tutor-residente, la docencia y formación de formadores, la comunicación virtual/no presencial y la motivacional, la investigación y la atención a pacientes con características particulares (niños y adolescentes, ancianos y personas que viven en soledad, inmigrantes, “vivir o enfermar” en el hospital…), son los mimbres con los que queremos tejer nuestro congreso. Pero todo ello sería tierra baldía sino contamos con vosotros, con vuestra participación y vuestra presencia.

Hacemos nuestras –y seguro que vuestras- las palabras del hidalgo caballero andante:

“Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobre todo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén..."

Os esperamos con los brazos abiertos, como aspas de molino al viento…



Concha Álvarez Herrero y Gema García Sacristán

Presidentas Comité Organizador y Científico