TALLER 27

 

TALLER 27: Identificando y trabajando las emociones en la consulta

 

Dicen los expertos, que en general, las personas somos analfabetos emocionales. La buena noticia es, que del mismo modo que se pueden aprender técnicas y habilidades clínicas y comunicacionales también podemos aprender a trabajar con nuestras emociones.

A lo largo del taller vamos a darnos permiso para sentir. Y lo haremos como en el tour de Francia por etapas: reconociendo, comprendiendo, nombrando, expresando y regulando las emociones para llegar a la cima del puerto y entender lo que nosotros sentimos y lo que sienten los demás.

En el tiempo compartido vamos a emocionarnos a través del juego, del cine, la pintura, la poesía, la narrativa y todas las expresiones corporales y plásticas que los participantes seamos capaces de poner en marcha para disfrutar y aprender juntos.

Os invitamos a un encuentro de emociones y sentimientos compartidos, en el que vamos a pasarlo de cine gracias a vuestra participación y creatividad abriendo paso a el camino de conocernos mejor para conocer más profundamente a los demás.

 

DOCENTES

PALOMA ELVIRO

He trabajado en Atención Primaria durante 35 años, siendo muchos de ellos Tutora de Residentes de Medicina de Familia y estudiantes de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. 

Miembro del Grupo Comunicación y Salud y docente en comunicación y entrevista clínica desde más de 25 años, en los que he impartido numerosos cursos de Comunicación a Residentes y otros profesionales.

Actualmente sigo desempeñando tareas docentes de Comunicación, colaboro con la Escuela Madrileña de Salud y pertenezco al Gripo de Apoyo a la Jubilación de la Sociedad Madrileña de Medicina familiar y comunitaria.

 

BEGOÑA BARCELÓ

En mi 4º año de residencia de Medicina de Familia, interesada en temas sociales y en los
aspectos más humanos de la medicina, con una visión holística de nuestros pacientes,
recientemente incorporada al Grupo de Comunicación y Salud.

JOSÉ IGNACIO TORRES

Me llamo José Ignacio por una casualidad y soy un APRENDIZ.

Aunque nací en Madrid me considero de ninguna parte porque cualquier paisaje está lleno de belleza, y así todos son míos. VIAJAR genera conocimiento y disfrute tanto si es al exterior como al interior de uno mismo.

Aprendí de mi abuelo la GENEROSIDAD, de mi padre la TENACIDAD, de mis hijos la ALEGRÍA y de Arancha el RESPETO gracias a su amor y paciencia.

Mi familia, amigos, compañeros y pacientes son mis principales MAESTROS de medicina y de vida.

Me considero un ESCUCHADOR porque me gusta ayudar a los demás y no conozco puerta mejor a la compasión y a la terapia que la escucha.

Creo, después de tantos años, que la medicina es la tarea humana más hermosa en la que es necesario algo de ciencia y mucho de ARTE.

Persigo de modo incesante la BELLEZA e intento ponerle PASIÓN y COLOR a mi vida fuera y dentro de la consulta.

Me DIVIERTO y APRENDO con la pintura, la música, el juego, el baile, la poesía, el cine, la ópera, las narraciones y los espacios abiertos en los que me gusta envolverme con olores y vientos. Y los añoro en todos los entornos humanos que deberían estar llenos de ellos.

DISFRUTO con la compañía de las personas humildes y sabias que voy conociendo en el camino de la VIDA.

NECESITO escribir para curar las heridas que dejan la consulta y la vida.

He COMPRENDIDO no sin esfuerzo, que las palabras acarician y hieren, salvan y matan y por ello, lo que más deseo practicar es el SILENCIO que genera espacios de amor y de respeto.

Y mis PASIONES ocultas son el CHOCOLATE, el FÚTBOL, el color VERDE y MOZART que siempre va conmigo.